El dolor de pacientes inconscientes ahora puede ser medido por un sensor

Fue creada por una compañía israelí. Es un gran avance para la medicina en cuanto a operaciones y personas en coma.

Una compañía israelí creó un dispositivo que permite mensurar el dolor de pacientes inconscientes. El invento se basa en un sensor que se coloca en el dedo del paciente y recoge síntomas fisiológicos de importancia.

La desarrolladora Galit Zuckerman comenzó a trabajar con la idea en Tel Aviv en 2008. Hija de una enfermera, quedó impactada por los relatos de su madre respecto a personas que se despertaban en medio de operaciones por los dolores que tenían a pesar de la anestesia.

La empresa llamada Medasense Biometrics significó una revolución para aquellos pacientes que no pueden hablar, pero pueden sufrir dolores de alta intensidad. El sensor se llama PMD-200, y todavía está en ensayos clínicos, pero con perspectivas de empezar a comercializarse a mediados de año.

“Actualmente no existen herramientas clínicamente aceptadas para evaluar objetivamente el dolor, como realizar una evaluación objetiva y precisa de éste. El sistema puede apoyar a los clínicos para optimizar y personalizar el tratamiento del dolor, lo que ayuda a mejorar los resultados del paciente en los hospitales, clínicas y en el hogar”, señaló Zuckerman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *