El carnicero de Zárate fue declarado “no culpable” y quedará en libertad

Daniel Oyarzún atropelló y mató a un ladrón tras sufrir un asalto en su carnicería en 2016. El jurado consideró que actuó en legítima defensa.

El veredicto del jurado por esa persecución que terminó en tragedia y que puso en foco el debate sobre la “Justicia por mano propia” se conoció este jueves por la tarde en los tribunales de Campana, tras cuatro jornadas de una tensa audiencia.

Fueron 12 vecinos de Zárate y Campana, entre los que había un operario, una ama de casa, un albañil, un comerciante y una docente, los integrantes de un jurado que consideraron que Oyarzún actuó en legítima defensa. Y lo absolvieron.

“Se hizo justicia. Siempre supe que era inocente. Ahora voy a luchar por tener de vuelta mi carnicería que es mi sueño. y seguir criando a mi hija. Gracias a todos los que me apoyaron”, dijo entre lágrimas Oyarzún al salir del tribunal.

En tanto su abogado Ricardo Izquierdo celebró el fallo y ratificó que “no hubo justicia por mano propia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *