EEUU advierte sobre motochorros y otros peligros a quienes visitan Argentina

En su lista de consejos a viajeros que visiten el país, agregó a los “motochorros” como advertencia de seguridad


El Departamento de Estado de Estados Unidos, sumó a una lista de sugerencias a viajeros que visiten Argentina una advertencia referida a una modalidad de robo muy frecuente en el país: los “motochorros”. También aconsejó especial precaución ante asaltos, secuestros, agresiones sexuales y estafas.

 

El nuevo ítem fue denominado como “robos que involucran motocicletas (llamados ‘motochorros’) y descripto de la siguiente manera: “Ocurren con frecuencia en las ciudades. Estos ladrones normalmente operan en pares: uno para saltar y tomar los relojes, carteras y mochilas de los peatones, y otro para operar la bicicleta”.

A su vez, esta guía de sugerencias recomienda principal atención a los  “atracadores, carteristas y estafadores que trabajan en la calle, en restaurantes y vestíbulos de hoteles, en la estaciones de autobuses y trenes, en el transporte público y en los puertos de crucero”. Puntualiza en las ciudades de Buenos Aires, Rosario y Mendoza.

En el caso de Capital Federal, la Oficina de Asuntos Consulares detalló que con frecuencia se registran robos violentos en San Telmo, Recoleta y La Boca, generalmente en calles laterales y por la noche. En el caso de La Boca, recomiendan que las visitas sean solamente durante el día.

Además, el organismo estadounidense advierte a quienes transiten por Retiro o en la estación  de micros de Mendoza sobre los “frecuentes robos de maletas y bolsos” en tanto que aconseja precaución a la hora de tomar taxis por los “billetes falsos, la doble exigencia de pago y la complicidad con ladrones”.

La guía incluyó reportes de ataques sexuales en senderos ubicados en la frontera con Chille. Es por eso que sugiere que los visitantes caminen en grupo y permanezcan alertas a su entorno. En este sentido detalla que  algunos viajeros han sido víctimas de secuestros exprés, donde las bandas piden rescate a familiares o compañeros de trabajo.

Por último, aclara que existe otra modalidad: la del falso secuestro. Por eso, aconseja tener anotados números de contacto para el caso de que, en el caso de sufrir el robo del celular, el turista pueda avisar a sus conocidos que está bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *