Dura homilía del arzobispo tucumano: “el aborto es muerte”

Carlos Sánchez afirmó que “vale toda vida, todo hombre es importante”, en el marco del debate por la interrupción voluntaria del embarazo. El presidente Mauricio Macri no asistió, si lo hizo la vicepresidente, Gabriela Michetti.


El arzobispo de Tucumán,  Carlos Sánchez, pronunció una dura homilía durante la cual reivindicó la férrea posición de la Iglesia en contra del aborto y se pronunció en defensa de “las dos vidas”.

“Hoy decimos que vale toda vida. Decimos que todo hombre es importante, que no hay sobrantes en la Argentina. Que la dignidad de todo ser humano ha de ser respetada desde su concepción hasta su muerte natural”, aseguró.

Y agregó: “A los argentinos que estamos caminando este Bicentenario de la Patria nos toca edificar sobre la roca del respeto, de la custodia y la promoción de la vida, no de la muerte. El aborto es muerte del inocente, de un niño, de un argentino… Y nadie tiene derecho a eliminar voluntariamente la vida de un ser humano”.

Durante la homilía el arzobispo dijo que muchos argentinos “se pronunciaron a favor de la vida”. “Cuántos jóvenes, ancianos y médicos de otras provincias lo hicieron. No edifiquemos sobre las arenas de leyes injustas”, indicó.

Además advirtió que en la actualidad existen “muchos argentinos marginados que necesitan de otros argentinos”. “Necesitamos escuchar la voz de los que no tienen voz”, reclamó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *