Dilma aseguró que no renunciará y que hay amenazas a la democracia

La presidenta se mostró con energías para seguir en el cargo y aseguró que tiene la conciencia tranquila porque no cometió ningún acto ilícito.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se refirió a los escándalos que envuelven a su gobierno y al ex presidente Lula da Silva. “Que quede claro que me sobran energías, disposición y respeto a la democracia para el enfrentamiento necesario a la conjura que amenaza la estabilidad institucional y democrática”, aseguró.

Además señaló que “Si es necesario movilizar a la sociedad en una campaña por la legalidad”, lo hará y aclaró que tiene “la conciencia tranquila de quien no cometió ningún acto ilícito que pueda caracterizar un ‘delito de responsabilidad'”.

Por otra parte acusó a la oposición de querer hacer un golpe de estado. “Está en marcha una ruptura institucional que se forja en los sótanos” de la política y apunta a “desconocer el legítimo mandato” que recibió de la sociedad brasileña en las urnas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *