Cómo será la reforma de la línea D de subte

Está prevista una reforma del nodo Obelisco, donde combinan las líneas B, C y D

El gobierno porteño anunciará hoy un “plan de modernización” de la línea D del subterráneo que incluye un sistema de señales nuevo, la incorporación de 144 nuevos coches con aire acondicionado y una reforma del “nodo Obelisco”, donde combinan las líneas B, C y D.

Según una estimación del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, 310.000 personas se verán “beneficiadas” por la obra, de más de 100 millones de dólares, financiada por el Banco Europeo de Inversiones.

El “plan de modernización” apunta a que la frecuencia del servicio de la línea D sea de 2 minutos 15 segundos. Aumentará 30% la cantidad de trenes circulando y se reducirá un 15% el tiempo de viaje entre las estaciones cabeceras. La primera etapa ya está en marcha y está previsto que las obras finalicen en 2020.

En el “nodo Obelisco” se harán reformas en las estaciones Carlos Pellegrini (línea B), Diagonal Norte (línea C) y 9 de julio (línea D).

Habrá un nuevo túnel por debajo de la calle Sarmiento entre Suipacha y Esmeralda que tendrá conexión con el andén a Catedral de la línea D y con el andén a Constitución de la línea C. También un nuevo pasillo para hacer trasbordo desde la línea D a las líneas B y C. Ampliación de los andenes de las estaciones 9 de julio hacia Catedral (línea D) y Diagonal Norte en ambos sentidos (línea B), y nuevas escaleras fijas, mecánicas y ascensores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *