Cómo prevenir la otitis en las vacaciones

Con las altas temperaturas, el dolor de oídos en los niños se vuelve un motivo de consulta frecuente en los centros de salud.

Típico del verano, la otitis en los niños es un motivo de consulta frecuente en los hospitales. Por eso, la Provincia dio a conocer una lista de recomendaciones y consejos para evitar el contagio de la enfermedad, o saber de qué manera actuar ante ella.

“La otitis de invierno suele presentarse con fiebre y otra sintomatología, pero en verano se caracterizan por un dolor muy agudo, que la transforma en una urgencia”, analiza Fernando Orellano, jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital de Niños.

La primera medida de prevención según Orellano, es evitar tocar el oído, ya que se puede lastimar el conducto y así es posible contaminar con mayor facilidad, provocando una infección. “No deben usarse hisopos ni introducirse ningún objeto punzante en el oído. El área puede higienizarse con una toalla o un algodón, usándolo solo en la parte externa. Tampoco se aconseja el uso de tapones para los oídos”, aclaró el especialista.

La humedad en el ambiente, el uso intensivo de piletas y natatorios, y el contacto con aguas contaminadas también son factores de riesgo para el desarrollo de estas infecciones que generalmente son de origen bacteriano, y por lo general más reiteradas en niños.

Para ayudar a impedir el contagio, durante la temporada de pileta se pueden aplicar después de bañarse dos gotitas de alcohol boricado -de venta libre en farmacias- para asegurarse de secar y desinfectar el oído. “Pero no se recomienda colocarse ningún tipo de medicación en gotas, ya que en general se trata de antibióticos, que como tales deben ser indicados por el médico”, advierte Orellano. En caso de dolor o tener el oído tapado, es necesario pedir una consulta profesional.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *