Ciccone: la UIF pidió una condena de 6 años cárcel para Boudou

Luego de la solicitud de la Oficina Anticorrupción de cinco años y medio, se sumó el de la querella a cargo de la Unidad de Información Financiera, que también condena al ex vicepresidente.


Este miércoles la querella a cargo de la Unidad de Información Financiera (UIF) pidió una pena de 6 años de prisión para el ex vicepresidente Amado Boudou por la causa Ciccone. Esto se suma al pedido de cinco años y medio de la Oficina Anticorrupción (OA)

Durante su exposición, los abogados de la UIF señalaron que se trató un negociado en el que se “utilizaron todos los resortes del estado”, desde el Ministerio de Economía hasta la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

“Amado Boudou y José Núñez Carmona se interesaron de inmediato en el negocio. La maniobra central era convertirse en proveedores del estado nacional”, sostuvo el abogado Facundo Orazi.

Para José María Núñez Carmona, socio y amigo del ex ministro de Economía, la querella de la UIF pidió cinco años y ocho meses de prisión. “Fue el brazo ejecutor en todas las etapas de Boudou y es su socio comercial”, apuntó el abogado de la UIF.

Este martes, la Oficina Anticorrupción (OA) había pedido una pena de cárcel de 5 años y medio para el exvicepresidente, por quedarse con el 70 % de las acciones de la imprenta que fabrica papel moneda a cambio de ayudar a solucionar los problemas fiscales que enfrentaba la compañía.

El organismo que dirige Laura Alonso, solicitó además que le impongan una multa de 90.000 pesos y lo inhabiliten de por vida para ejercer cargos públicos. La condena máxima posible era de 6 años.

Este martes, la OA pronunció su alegato en la ultima etapa del juicio que se le sigue al ex funcionario K, junto con Nicolás Ciccone, el dueño de la empresa, Rafael Resnick Brenner, el jefe de asesores de la AFIP, Alejandro Vandenbroele, supuesto testaferro de Boudou, Guido Forcieri, su amigo y José María Núñez Carmona, su socio.

Los abogados de la Oficina Anticorrupción, Matías Rey y Natalia Pereyra, pidieron también que Núñez Carmona reciba 5 años, un año y medio para Vandenbroele (fue valorado por declarar como arrepentido), que Nicolás Ciccone sea condenado a 3 años y 8 meses de prisión, que a Forcieri se le impongan 2 años y cuatro meses y que Resnick Brener reciba 3 años.

Según advirtió el alegato, “Boudou tomaba las decisiones, (José María) Núñez Carmona las ejecutaba y necesitaron un tercero porque no podían aparecer. Y ese es Vandenbroele, quien no tomaba decisiones pero aparecía en cuestiones formales”.

La OA asegura que Boudou “con mucho poder, disciplinó a un montón de reparticiones públicas en pos de un negocio privado” por la compra de la ex Ciccone Calcográfica. “Dijo que se interesó en la operación. Esta es la conducta típica del delito de negociaciones incompatibles con su función por el que se lo acusa y además se le imputa el delito de cohecho, como si las acciones fueran parte de un soborno a cambio de beneficiar a la empresa”.

Los jueces del Tribunal Oral Federal N° 4, Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel y María Gabriela López Iñíguez tienen tiempo de dictar la sentencia antes de que comience el receso de vacaciones de invierno, a mediados de julio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *