Caputo SA vendió la mayor parte de sus acciones por un valor millonario a TGLT

La empresa de los hermanos Caputo ahora forma parte de la desarrolladora inmobiliaria que busca su máximo crecimiento y aspira a tener el 100% de la constructora


El grupo TGLT compró el 82,32% del paquete accionario de la empresa del amigo personal de Mauricio Macri Nicolás Caputo, la constructora Caputo S.A.I.C.F, lo que significó que este se desligue de su último 20%. Según trascendió, la desarrolladora inmobiliaria aspira a tener el 100% del capital como parte del plan de expansión de la misma que inició en 2017.

En un comunicado, la compañía compradora informó que adquirió 138.262.489 acciones ordinarias de la empresa a 0,79 dólares cada una, lo que da una operación con un total de 109 millones de dólares. De esta manera, según consideraron, TGLT “refuerza así su actividad de desarrollo inmobiliario y se expande al negocio de la construcción”.

El 17,68% restante ya están en la mira de la desarrollarora cuyo grupo realizará una oferta pública de adquisición obligatoria y canje voluntario de acciones, cumpliendo con la normativa vigente, dirgida a los poseedores de acciones ordinarias de Caputo SAICF remanentes, con la aspiración de adquirir el 100% del capital con derecho de voto de dicha sociedad.

En este marco, luego de conocerse la noticia, las acciones de TGLT se aceleraron un 14% luego de haber comenzado la rueda busátil con 5% a la baja.

“Con la toma de control de Caputo S.A.I.C.F., TGLT mejorará sustantivamente su capacidad de construcción y hará más eficiente su estructura de costos. Esta adquisición coloca a TGLT en una posición óptima para capitalizar las oportunidades que presenta el crecimiento del sector de la construcción en Argentina, tanto en los segmentos de real estate como en el de grandes obras de infraestructura, incluyendo las inversiones PPP”, celebró el grupo empresario

La compañía que encabeza Federico Weil inició en agosto de 2017 un plan estratégico de desarrollo cuyos hitos principales, hasta el momento, han sido la colocación internacional de obligaciones negociables convertibles en acciones por un total de US$150 millones, y la adquisición – a través de una subasta realizada por la Agencia de Administración de Bienes del Estado – de un terreno en la zona de Catalinas, en Capital Federal, por US$ 40,5 millones.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *