Austral, uno de los imperios de Báez quedó al borde de la quiebra

En medio de la disputa con la gobernadora santacruceña Alicia Kirchner, la polémica constructora dejó de operar y quedó con personal reducido.

SANTA CRUZ – La empresa Austral Construcciones, formada días antes que Néstor Kirchner asuma como presidente de la Nación, y que ganó el 80% de las licitaciones del Gobierno los últimos doce años, cerró sus puertas y su continuidad pende de un hilo. Un gran operativo de seguridad custodia el edificio en diferentes turnos, pero desde fines del 2015 no se registra movimientos.

El dueño de la propiedad, Lázaro Báez, planeaba cerrar la firma en diciembre “de manera ordenada” y con ayuda de la Gobernadora provincial Alicia Kirchner. Finalemente eso no sucedió y las deudas con la AFIP y el Banco Nación culminaron en el peor de los escenarios para miles de empleados que se quedaron sin trabajo.

“Es un cementerio de camiones”, definió un ex operario de Austral a la empresa. Desde afuera, se puede observar el inmenso patio repleto de camionetas, algunas ya sin ruedas, trailers y muchas máquinas pesadas en total desuso. En la entrada de la constructora, todavía se ven los rastros de la quema de cubiertas que realizó la UOCRA cuando Báez decidió echar a 1.800 trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *