Arroyo Salgado: “No tengo arma, Lagomarsino no sé por qué me teme”

La jueza, le respondió al asesor informático de Alberto Nisman, Diego Lagomarsino, que anteayer la había acusado de mentirle a la gente sobre la investigación de la muerte del ex fiscal-también había dicho que “Nisman mentía muy fácil”- y, además, había reconocido tenerle miedo a Arroyo Salgado. 

En una entrevista con TN, Arroyo Salgado señaló que para afirmar que a Nisman lo mataron se atiene a las pruebas que hay en el expediente y ratificó que “muy probablemente” murió el sábado por la noche, en lugar del domingo.

La jueza federal de San Isidro cuestionó que Lagomarsino “Él dice que miento al decir que está probado en el expediente que se trató de un homicidio. Yo le pregunto en qué miento. Según él mismo declaró, él le mintió a su mujer cuando fue a su casa a buscar el arma y ocultó que integraba una cuenta como cotitular junto a la mamá y la hermana de Nisman”, señaló.

Además, Arroyo Salgado agregó que el informático mintió cuando dejó trascender que llegó a trabajar con Nisman a través de un juez de San Isidro y recordó que está comprobado que fueron miembros de los Servicios de Inteligencia los que se lo presentaron.

Además, la ex esposa del fiscal dijo que Lagomarsino formaba parte de los servicios de inteligencia.  “La empleada doméstica de Nisman declaró que ella lo conocía como Luis. Conozco solo dos lugares donde la gente se cambia el nombre y miente sobre su identidad: una peluquería a la que yo voy y la SIDE (actual Agencia Federal de Inteligencia)”.

La jueza señaló que hay suficientes elementos para sostener que la muerte de su ex esposo fue un homicidio “muy sofisticado con acción de los servicios inteligencia que en ese entonces dependían de la ex presidenta”. “Por acción u omisión hay una responsabilidad, cuanto menos, indirecta. Entre la denuncia y la muerte de Nisman el gobierno se comportó atacando el trabajo del ex fiscal. Después de que murió se siguió comportando como responsable de esa muerte”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *