Argentina pediría “un piso de 30 mil millones de dólares” al FMI

Lo revelaron fuentes oficiales tras el anuncio del presidente Mauricio Macri para estabilizar la economía.


En medio de la escalada del dólar que parece incontrolable pese a la suba de tasas y la intervención del BCRA, Mauricio Macri anunció que le pedirá ayuda al Fondo Monetario Internacional, decisión que ya estaba cocinada desde el lunes a la tarde.

Aunque el Presidente advirtió que formalmente hoy arrancarán las negociaciones, en el Gobierno hablan de que Argentina solicitará “un piso de 30 mil millones de dólares”.

Según publicó Clarín, el jefe de Estado se decidió a entablar conversaciones con la titular del FMI, Christine Lagarde, en una reunión que mantuvo antes de esa cumbre. Fue sólo con una parte de ese equipo económico, para “evitar filtraciones”. Allí estuvieron el jefe de Gabinete Marcos Peña, los vices Mario Quintana y Gustavo Lopetegui y los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda) y Luis Caputo (Finanzas).

Dujovne, quien ya se había reunido en privado con Lagarde, recibió el visto bueno del Presidente para cerrar un anuncio oficial. Fue tras escuchar de parte de Caputo que no habría forma de conseguir financiamiento con una tasa tan baja (se habla de la mitad) en un momento complejo internacional.

Tal como admitió en público, el ministro se comunicó en la mañana de este martes con Lagarde y luego lo hizo el propio Macri. Esa conversación fue casi de protocolo: duró apenas tres minutos.

¿De cuánto será la línea de crédito que pedirá la Argentina? En el Gobierno aseguran que se trata de “un piso de 30 mil millones de dólares”, por el que se pagará una tasa de interés “mucho más baja” que la de mercado. “Es un crédito grande, que justifica pagar el costo político”, indicaron.

Si bien públicamente Dujovne evitó hablar de cifras y precisar a qué tasa sería la línea de crédito, fue la líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió quien en su defensa del Gobierno terminó por develar: “Ir al FMI con 4% es ahorrar la mitad de los intereses, estar cubiertos hasta el 2019 e impedir el eterno golpismo de los devaluacionistas”, precisó vía Twitter.

Por este tipo de deslices, para que nadie se adelantara al anuncio de Macri fue que Jefatura de Gabinete concentró la información y dispuso que ayer no se informara a los aliados de Cambiemos en la mesa nacional que se realizó en Balcarce 50.

En consecuencia, la rápida defensa de Carrió en redes sociales implicó un espaldarazo doble: lejos de quejarse por no haber sido notificada, reafirmó su “total alineamiento” con el Presidente y, en un mensaje a eventuales voces díscolas, dijo que “hay que sostener”. El aporte de Lilita fue recibido con alivio en la Rosada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *