Argentina incluye el cambio climático en el G20 para atraer inversiones

El G20 nació en 1999 como una reunión técnica de ministros de finanzas, pero en plena crisis económica de 2008 se convirtió en lo que es hoy: un espacio clave de discusión y toma de decisiones en el que participan los máximos líderes mundiales y las principales economías.

 

 

Es la primera vez que el encuentro se realiza en América del Sur y para la Argentina es una oportunidad de participar en la elaboración de políticas relevantes y de alcance global. Sabemos que el tema financiero sigue siendo el corazón del G20, sin embargo, la postura errática actual de EE.UU. ofrece la oportunidad de que otros temas cobren relevancia, en especial “ambiente y energía”.

La postura de nuestro país se alineará con el resto de los países ante Estados Unidos a favor del Acuerdo de París 2015 sobre el cambio climático. “El Acuerdo de París sigue firme, vivo y contundente, para ser cumplido y no negociado”, expresó Sergio Bergman, Ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, en su discurso ante el Segmento de Alto Nivel de la COP23 hace pocos días en Bonn, Alemania. En esa reunion se acordó una propuesta sobre el Cambio Climático que facilitó su inclusión. Clima y Energía serán centrales en la agenda del G20.

 

En este sentido, se pondrá a disposición del debate la vision del desarrollo sustentable orientado hacia un reclamo recurrente a los países más desarrollados – y aquellos que históricamente han provocado mayor contaminación- para que apoyen económicamente a los países en desarrollo en la implementación de políticas de mitigación y adaptación, a los nuevos escenarios provocados por el calentamiento global.

 

Durante la cumbre, Argentina promoverá políticas concretas buscando consensos para que el crecimiento mundial resultante del cambio tecnológico sea más equitativo, en el marco de un desarrollo sostenible, profundizando el diálogo sobre la seguridad alimentaria.

 

La posición de nuestro país no se apartará del concepto de desarrollo sustentable que es ampliamente aceptado, y ha sido adoptado como un objetivo deseable por muchas instituciones, gobiernos, empresas, organizaciones no gubernamentales, y las mismas Naciones Unidas, para la cual el mismo consta de tres pilares que deben ser contemplados de manera equilibrada: el desarrollo económico, el desarrollo social y la protección del medio ambiente.

 

Argentina debería aprovechar este liderazgo del G20 basados en los avances en materia del trabajo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para luego mostrar al país como un destino atractivo para las inversiones compartiendo sus planes en infraestructura del transporte y la transición energética que permitan impulsar en la agenda global la vocación de lograr un futuro sostenible.

Por Fabián Ruocco – Presidente Ejecutivo del CEDYAT –  UVT Ley 23.877

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *