Antes de caer, los prófugos tomaron un rehén

Operativo 2

Se trató de un arrocero que se encontraba en la localidad de Cayastá, donde Cristian Lanatta y Víctor Schillaci se estaban escondiendo. Además, estaban armados con un fusil FAL con 20 municiones calibre 7.62.

Antes de ser capturados, los dos prófugos condenados por el triple crimen de General Rodríguez tomaron como rehén a un empleado de un molino arrocero a unos 500 metros de donde el sábado había caído detenido Martín Lanatta, en la localidad santafesina de Cayastá.

A su vez, poseían tenían un fusil FAL con 20 municiones calibre 7.62, según informaron fuentes de la Policía de la provincia de Santa Fe. La zona había sido rastrillada ayer por Gendarmería Nacional, añadieron los voceros y dijeron que Cristian Lanatta y Víctor Schillaci serán trasladados a la comisaría quinta de Santa Fe.

Además, confirmaron que tanto ambos prófugos estaban “cansados y abatidos” por la persecución que sufrieron durante más de diez días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *