AMIA: Un informe de Gendarmería valida la hipótesis de la camioneta

El informe final del peritaje sobre las esquirlas extraídas del cuerpo de varias víctimas del atentado y encontradas en la División de Laboratorio Químico de la Policía Federal Argentina ratificó las conclusiones del adelanto difundido en diciembre de 2016.

Gendarmería confirmó también que otras seis muestras, además de las ya informadas, se corresponden con los restos recogidos en la escena del hecho y que la composición de su recubrimiento coincide con el proceso de protección de carrocerías empleado por Renault Argentina entre los años 1987 y 1989.

El 25 de enero pasado, la UFI-AMIA recibió el informe final del peritaje que la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería Nacional hizo sobre el conjunto de restos metálicos extraídos de los cuerpos de las personas fallecidas en el atentado y cuyas conclusiones parciales fueron difundidas en diciembre de 2016. Las esquirlas permanecieron por más de 22 años en la División de Laboratorio Químico de la Policía Federal Argentina en 14 bolsas identificadas en su conjunto como “MAT REMANENTE PER 6730/94 (ESQUIRLAS)”. Fue un hallazgo del Grupo Especial de Relevamiento y Análisis Documental de la UFI AMIA (GERAD) entre la información desclasificada en 2015 el que condujo, en definitiva, al examen actual del material dirigido. El GERAD detectó un video de las autopsias practicadas sobre las víctimas que documentaba el trabajo de los profesionales del Cuerpo Médico Forense y la extracción de esquirlas metálicas de varios cuerpos para que el laboratorio policial analizara si pertenecían al artefacto explosivo.

Las constancias de la causa revelaron que este examen no se había concretado completamente y que no existía constancia de lo sucedido con estos materiales. Entonces los fiscales ordenaron una exhaustiva revisión de los materiales del laboratorio policial que culminó con el hallazgo de las esquirlas.

La UFI AMIA ordenó a la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería Nacional un amplio peritaje, puntualmente, determinando si las piezas metálicas pertenecían a un vehículo automotor y, en caso, a una Renault Trafic fabricada entre marzo de 1987 y octubre de 1989, color blanco chapelco.

(Fuente: Será Justicia).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *