Alemania planea medidas en contra de los refugiados inadaptados

“Quien venga aquí en busca de protección y quiera comenzar una nueva vida debe respetar nuestras reglas”, anunció la ministra de Trabajo, Andrea Nahles.

El conflicto de Alemania con los refugiados continúa. La jefa de Estado Angela Merkel, tiene una visión de fronteras abiertas, mientras que la oposición está en contra de recibir a tantos inmigrantes y se escuda en casos de violencia y estadísticas económicas para impulsar una fuerte campaña en su contra y terminar con la masiva llegada.

Con la permanente presión a Merkel, no le quedó otra posibilidad de retroceder con algunas cuestiones. Hace un par de semanas afirmó que cuando las guerras en Medio Oriente culminen, los refugiados de los países afectados deberán volver a sus hogares. Y hace pocas horas, la ministra de Trabajo alemana Andrea Nahles, acrecentó la posibilidad de disminuir las prestaciones a refugiados que no quieran integrarse a la cultura social del país.

“Quien venga aquí en busca de protección y quiera comenzar una nueva vida debe respetar nuestras reglas y valores”, expresó la política socialdemócrata. “A quien señale que no quiere integrarse le recortaremos las prestaciones. Desde mi punto de vista se debe asociar también con la asistencia a cursos de idiomas y al respeto de las reglas básicas de nuestra vida en común”, sentenció.

En cuanto a los Asuntos Sociales, la encargada del organismo pidió: “Todas las personas en Alemania, sin importar su origen étnico, deben hacer un esfuerzo, buscar empleo y mantenerse a sí mismos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *