Alejandro Burzaco movió USD 370 millones a través de una offshore

El empresario detenido en Estados Unidos por el FIFA Gate recurrió a Mossack Fonseca para ganar los derechos de televisación de la Copa Libertadores.

El escándalo argentino Panamá Papers sumó un nuevo argentino al nutrido listado que incluye al presidente Mauricio Macri, el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, Lionel Messi y hasta la institución Boca Juniors: se trata de Alejandro Burzaco, el ex CEO de Torneos, que está detenido en Nueva York como parte del FIFA Gate.

Los periodistas de La Nación Iván Ruiz, Maia Jastreblansky y Hugo Alconada Mon que accedieron a la documentación filtrada informaron que Burzaco movió USD 370 millones a través de una red de sociedades montadas en varios paraísos fiscales para mantener los derechos de televisación de la Copa Libertadores durante 14 años.

La nueva información destaca que Burzaco utilizó la misma metodología que lo llevó a estar muy complicado con el FIFA Gate, el escándalo de corrupción que destapó la corrupción de la casa madre del fútbol internacional.

La investigación ubica a Burzaco como titular de una compañía llamada Torneos & Traffic Sports Marketing LTD (T&T), con sede en las islas Caimán. Según el informe, esta empresa cedió los derechos para negociar con la Conmebol a Torneos &Traffic Sports Marketing BV, radicada en Holanda, que mediante empresas pantallas en Chipre y en Uruguay evitaron conocer al verdadero dueño de la firma.

Torneos y Competencias SA (TyC) es dueña del 25% de la sociedad offshore T&T, que concretó el pago de USD 370 millones a la Conmebol. “El primer contrato se firmó el 22 de agosto de 2003 por las ediciones de la Copa Libertadores en el período 2004-2010. Ese contrato se prolongó después a 2014 y, por último, se volvió a renovar hasta 2018”. indicó La Nación.

Este último de acuerdo de 2008 tiene cláusulas de confidencialidad y lleva las firmas del fallecido Julio Humberto Grondona y Eduardo Deluca, otro de los complicados con el escándalo del FIFA Gate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *