Abad sostuvo que heredaron un país en una “situación desastrosa”

El titular de AFIP justificó los beneficios del aumento del mínimo no imponible y destacó que se está bajando la presión tributaria.

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, defendió los cambios impositivos que se están realizando bajo la presidencia de Mauricio Macri, ya que “se está haciendo lo mejor que se puede, en un país que heredó una situación desastrosa, y se está poniendo de pie de a poco”.

En declaraciones a radio Mitre, señaló que “la presión tributaria en la Argentina es muy alta (más del 36%)” junto al “gigantesco déficit fiscal, la baja formalización de la economía y la inflación son los principales factores que condicionan el accionar del Gobierno”.

“¿Cómo hago para bajar la presión tributaria, si los ingresos fiscales son menores que los gastos? Así el Gobierno tomó una serie de pasos, que están orientados hacia un objetivo final que son bajar la inflación y mejorar la productividad“, aseguró Abad.

Abad remarcó que el gasto fiscal para el Estado por las modificaciones en el impuesto a las Ganancias son de $50.000 millones y defendió el impacto positivo de la medida: “una persona que hoy tiene una remuneración neta de 26 mil pesos, si el sistema seguía como hasta ahora iba a pagar 4.899 pesos. Ahora va a pagar 181 pesos, es decir un 96% menos de impuestos“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *